18.1.10

-exia

Soy infeliz. No puedo más.
No me satisfacen los pocos pechos que Dios
me ha dado. La curva ureña de la nariz me
irrita al pensar que los demás ven lo mismo que
yo cuando me miro al espejo. Tengo las orejas
descomunales y además, salientes. Mis labios son
tan finos e irrisorios que podría decir que no
tengo. Tengo bello en las patillas y hasta la enorme
cadera que soporta mi encorvada espalda
agranda mi trasero.
- Doctor, he decidido operarme.
- ¿De la vista?

4 comentarios:

  1. Es curioso, pero me ha hecho sonreír en un tono irónico al final. Me gusta :)

    ResponderEliminar
  2. Mei, veo que has captado la esencia como tal, no como un chiste (aunque para algunos pueda serlo...). Esa sonrisa con tono irónico me gusta, es lo que buscaba.

    Gracias!!

    ResponderEliminar